El dilema de las 11 pm.


Soñar a diario con la vacuna, y abrir fuera de hora el correo que te invitaba a vacunarte.


Escribo esto el viernes a la medianoche, una hora después de abrir mi correo electrónico por primera vez en el día. No suelo revisar mi correspondencia a primera hora de la mañana, prefiero hacerlo a lo largo del día: para mí funciona porque casi nadie me escribe por correo. Y para los temas urgentes, me llaman. 

           Pero hoy fue diferente. Durante todas estas largas horas, en mi bandeja de entrada reposaba un correo titulado URGENT: Vaccine enrollment.

           Lo había enviado el director de mi departamento. El mensaje completo decía:  “Recursos Humanos necesita saber si alguno de ustedes está viniendo al campus, sea por clases o porque son asistentes de profesores. Así vengan una vez a la semana, avisen hoy antes de las cinco de la tarde”.

           Cada vez que releía el correo, sentía que se me contracturaba un nuevo músculo y me asaltaba una nueva pregunta: ¿todavía tengo que responder el correo? ¿Qué hubiera pasado si respondía antes de la cinco? ¿Me habrían llamado para vacunarme hoy? ¿Sobraron dosis y necesitaban vacunar antes de que empezara el fin de semana?

           Primero fantaseo con el mejor de los casos: estar ya vacunada. La primera dosis de la vacuna de Moderna estaría en mi cuerpo y mis células estarían transcribiendo ARN mensajero de la proteína S del virus del SARS-CoV-2. Tal vez me estaría sintiendo un poco cansada por la activación de mi sistema inmunológico. Cuando se publicara esta columna, podría haber estado más cerca de la “libertad”, preocupándome menos por desarrollar síntomas graves, y estaría contando los días para la segunda dosis. 

           Hablar del Covid-19 absolutamente todos los días, desde hace meses, me ha hecho entender las implicancias del asunto. Sé que la vacuna no va a ser la solución absoluta, pero sí va a ayudar a aminorar el número de muertes, reducirá indirectamente el número de contagios y, sumada a otras estrategias, ayudará a terminar con esta pandemia de una vez por todas. 

           Vuelvo a leer el correo. Me doy cuenta de que el mejor de los casos no hubiera sido que me hayan vacunado hoy. Tampoco sería que me vacunen esta semana. Reformulando una frase que usé en mi columna pasada: “las vacunas no son buenas, ni malas, tampoco son neutras”. 

           Las vacunas no son neutras en absoluto. A mí no me ha llegado un correo para vacunarme porque esté en un grupo de riesgo. Me ha llegado porque vivo en el país que más recursos tiene para vacunar en el mundo, porque estoy dentro de una universidad pública a la cual le ha tocado un lote considerable de vacunas, que se empeña en tener clase presenciales y que hará todo lo posible por lograrlo. 

           La vacuna, como objeto en sí, trae también consigo los problemas sociales que ha causado su distribución. No todos los países han podido comprar la misma cantidad de vacunas y no todas las ciudades están pudiendo distribuirlas al mismo tiempo. Las vacunas no están aplicándose en orden de riesgo o necesidad. Y esta desigualdad está encapsulada en ellas.

           Empiezo a alegrarme de no haber leído el e-mail. Es verdad que acudo al campus una vez por semana, pero no porque necesite ir. Voy para hacer impresiones y para mirar una pared diferente a la de mi cuarto. Considerar esto como situación de riesgo es absurdo. Conozco a muchas personas que necesitan recibir la vacuna antes que yo: mi amigo Ted, que tiene setenta años y está cuidando a su mamá de noventa que se ha contagiado; el abuelo de mi amiga, que no sale hace meses y que no ha logrado encontrar cita para vacunarse; mi compañera de casa, que es enfermera y todavía no la llaman. 

           Felizmente miré mi correo cuando ya era tarde para responder. ¿Y si indirectamente he dicho que no, y me enfermo esta semana, y mis papás tienen que preocuparse? Nuevamente se me contracturan todos los músculos del cuello. 

           Luego de pensarlo dos veces, respondí el correo: “Estimado profesor, perdón, justo hoy (mentira leve) no vi mi correo a tiempo. Supongo que mi respuesta está de más porque ya pasaron las 5 de la tarde, pero igual quería aclarar que yo sí voy a la oficina una vez por semana. No se lo digo para que me administren la vacuna, sino para que no confíen en que todos los que van están siendo vacunados. Solo voy porque no tengo impresora. Si hace falta, dejaré de ir hasta que me toque mi turno en la vacunación, pero esperaré porque no estoy en riesgo”.

           Como sonsa, al día siguiente tuiteé: “Si naciste para vacunado, del cielo te caen vacunas”, después de leer la noticia de unas personas a las que habían vacunado en medio de una tormenta de nieve. Digo como sonsa, porque ahora estoy rogando que el profesor no me responda el lunes. 

           Nací para vacunada, pero ojalá me llamen de aquí a unos meses. Que primero les llegue el correo de URGENTE a mi amigo Ted, al abuelo de mi amiga que sigue esperando cita, al personal de primera línea en Perú, a mis papás para que puedan venirme a visitar, a mi tía que tiene que volver a celebrar sus ochenta años, a mi abuela que no ha podido ver a mi abuelo durante casi un año. 

           Profesor, no me responda el correo. Ya me compré una impresora.

56 comentarios

  1. Silvia Gamez

    Espero que a tu amigo Ted también le enviaran el correo y lo haya leído a tiempo. Buena suerte.

    • alejandra

      Él se vacuna por el estado, todavía no abren nuevos cupos, hay que esperar a que lleguen nuevos lotes. Espero esa noticia con ansias!

      • Enrique

        Excelente reflexión sobre la desigualdad. Se me llenaron los ojos de lágrimas.

        • alejandraruizleon

          Gracias Enrique por tu comentario, la pandemia no fue el ente «igualador» que pensábamos en marzo, nos sigue mostrando las desigualdades en todas las situaciones.

      • Gladys Cuellar Laupa

        Disfruté de la lectura, aplaudo su sinceridad. Esperemos, que en Perú se organice adecuadamente la campaña de vacunación. Seguramente, errores habrá, pero que llegue a la mayoría.

        • alejandraruizleon

          Gracias Gladys, esperemos que sí, y nosotros también organizarnos y prepararnos para el momento de vacunarnos.

        • Jenny

          Me entristece lo q cuentas y lo entiendo esperemos q la vacuna llegue pronto para todos yq no existan esas diferencias

      • Claudia

        Ale, quizás naciste para vacunada y para dar confianza a tantas personas que aún dicen que no van a vacunarse así tengan la oportunidad de hacerlo. Nos cuentas qué te responden.

    • Sandra Moscoso

      Me encantó la historia. No sé cómo será aquí cuando empiecen a vacunar. Si habrá privilegiados, si habrá personas que se beneficien sin necesitarlo, si habrá personas que se aprovechen de ese privilegio y si la vacuna llegará primero a las personas que lo necesiten. Lo que sí sé es que hay que esperar pacientemente hasta que te toque y esperar que todos se quieran vacunar.
      Muchos saludos ya seguir cuidándose

    • Arnold S

      Es tan complicado hoy el mundo entre los que quieren vacunarse, los que la necesitan, los antivacuna, etc…
      Me parece super tu posición de dejar tu dosis para alguien que lo requiere más, pero espero que ojalá sea así y no en alguien que no la requiera «Hoy», es verdad que «Mañana» todos las necesitamos, pero esperemos que se cumplan las fases y pronto.
      Saludos desde Perú

  2. Mercedes marcial

    Si tienes lo oportunidad vacunate…claro hay muchísimas mas personas que la necesitan, pero veámonos como nodos. Si te contagias y eres asintomática contagiaras. Raro no? No te vacunes por.ti, vacunate por.los.demás. Y por la tranquilidad de tus papis, saber a un hijo enfermo y lejos debe ser horrible.

    • alejandraruizleon

      Claramente me vacunaré en cuanto me toque!! Pero por el momento todavía puedo quedarme en mi casa y no ver a nadie fuera de mi burbuja. Me da más tranquilidad porque me puedo hacer pruebas semanales para monitear!

    • Karen

      Lo mismo pensé, Mercedes. Aprovechar, más si se vive en un país rico, que se perdió dar el lujo de adquirir las vacunas apenas salieron. De esa forma, igual se podría viajar a visitar a tus familiares en tu país de origen. En Perú hubiese sido hasta lógico rechazar una oferta así, considerando la situación de inestabilidad generalizada del país.

      • alejandra

        Si me voy a poder vacunar en los próximos meses en el grupo en el que me toca, como estaba planeado. Esto hubiera sido aprovechar una “falla del sistema”

  3. Marcia

    Qué bonita crónica. Gracias por compartir.

    • alejandraruizleon

      Gracias por leerme Marcia, un abrazo ARL

  4. Melissa H.

    Me emocionó mucho tu artículo, me imagino lo que debes haber sentido. En esta situación tan terrible, cualquiera quisiera tener esa protección adicional que representa una vacuna, pero como dices hay gente que la necesita con mayor urgencia, con muchísima urgencia. Admiro muchísimo tu nivel de empatía.

    • alejandraruizleon

      Gracias Melissa, la urgencia continúa, esperemos que las dosis se distribuyan rápidamente, ARL

  5. Alejandra Landa

    ¡Toda mi admiración para ti! Y que lleguen vacunas para todos, no solos para los que pueden.

    • Adani

      Hubiera hecho lo mismo amiga. Que buena reflexión!

      • alejandraruizleon

        Graacias amiga, ojalá se agilize el calendario de vacunación por tu zona rápido y se puedan vacunar!

  6. Ana Lucía

    Ale, definitivamente una respuesta altruista! Espero que tu amigo Ted se vacune pronto. Muchos éxitos!

    • alejandraruizleon

      Gracias! Creo que con todos estos buenos deseos, lo van a llamar pronto!

  7. Jess

    También me pasa, pedí tanto para que me llamarán a ser parte de las pruebas de vacunas en Lima, luego para que no me haya tocado el placebo. Y ahora, para que me toque vacunar lo antes posible (de tener placebo). Sin embargo, creo que hay miles de personas que necesitan vacunarse antes que yo solo en Lima.
    Ojalá que las vacunas lleguen pronto y todos aquellos que más lo necesitan sean los primeros beneficiarios.
    Juntos podemos cuidarnos y ser responsables!
    Ps. Se me paró un poquito el corazón mientras te leía. Linda columna!!

    • alejandraruizleon

      Gracias por compartir tu experiencia, creo que hemos aprendido mucho de los voluntarios que se apuntaron en Perú! Me inspiraron y también me apunté a un estudio clínico que se daba en mi ciudad!

  8. Fatima

    Muy buena redacción y con un mensaje claro y profundo. Espero que las personas reciban sus dosis en relación a su estado de urgencia. Ánimos y gracias por competir.

    • alejandraruizleon

      Gracias por el comentario y el deseo!

  9. No sé cómo describir la sensación al leer al artículo, pero que lindo lo que dices.
    Ojalá en el momento en que llegué a Perú logren vacunar de alguna manera a personas que realmente lo necesitan!

    • alejandraruizleon

      Gracias por leerme, fue una montaña rusa de emociones

      • Vania

        Leerte fue estar a tu lado en la misma montaña rusa, transmitiste a la perfección todo lo que sentiste. Suerte para todos!

  10. Paola Berger

    Felicitaciones por la decisión, no cualquiera lo haría. En cuanto a la frase “porque es un país rico” estoy en desacuerdo. Es un país, lamentablemente, el presidente anterior, que piensa que son America, que usa la frase “nosotros primero”. Muchos países europeos tienen también los recursos pero tienen un chip socialista, tienen un pensamiento global. Considero que Estados Unidos está cada día peor y que no en ejemplo de una sociedad sostenible. Una cultura que cosas que admirar solo tiene sacadas con pinza. Me encanta tu manera sencilla de vivir, de comunicar y de expresar pero no entiendo muy bien como cuadra con tu estilo de vida, vas más con Europa hehehe. Saludos desde Alemania

    • alejandraruizleon

      Lo bueno es que es un país tan grande y variado que la realidad es muy diferente a lo que vemos en la prensa. Yo pensaba que todos tenían sus casas llenas de cosas y que vivían en los malls y me encontré una comunidad muy diferente. Viví en Europa 6 años, así que llevo mi manera de vivir a dónde esté…si no ya estaría viviendo los estragos del «american life» jajaja

  11. Cyn

    Vacunas para los que son vulnerables o están en riesgo. Difícil decisión pero muy loable. Ojalá muchos más pensaran como tú. Sigue cuidándote mucho.

  12. Tahnee

    Deberías de escribir un libro, tienes mucha razón tengo mi mami allá y estoy rogando que le coloquen la vacuna para volvernos a reunir pronto, gracias ❤️

    • alejandraruizleon

      Ojalá se puedan reunir pronto 🙂 en varios Estados están avanzando rápido, pero en otros hay cuellos de botellas, ojalá que se agilice más la situación y dejemos de ver noticias como que paran centro de vacunación, o gente que las estropea a sabiendas. ARL

  13. Johana

    Para los de primera Linea en Perú….es desesperante ver que hasta en Bolivia estan vacunando, todos absolutamente todoa mis amigos medicos de todas partes ya hasta con segunda dosis completa, y yo muerta de miedo cada q tengo turno, esta vez vemos muchos jovenes sin factores de riesgo que estan haciendo cuadros severos, y es inevitable pensar que tu apesar de tus 33 anos, con pulmon secuelado por tbc y espasmo bronquial por lo mismo no vayas a estar igual…. q nuestras pregarias sean escuchadas y llegue pronto la vacuna

    • alejandraruizleon

      Ojala Johana!! Espero que este último aviso que dio el gobierno sea el definitivo y dejemos de exponer de esa manera a quienes más nos cuidan para que puedan trabajar con más tranquilidad! Lo merecen, no podemos negociar su salud más!

  14. Valeria

    Decisión muy respetable, Ale!
    Gracias por compartir un momento tan personal con nosotros y mostrarnos el lado del privilegio, pero más importante, de la empatía.
    El trabajo que realizas día a día definitivamente va a trascender, éxitos y buenas vibras

  15. Juan Carlos

    Interesante reflexión, las vacunas deben llegar primero al personal de salud y adultos mayores. En el caso de los jóvenes y adultos, la mejor vacuna, por el momento, es la educación y usar los EPPs CORRECTAMENTE. En mi caso soy biólogo en Perú, y por razones de investigación y proyectos he tenido que ir al laboratorio a trabajar (2 a 3 veces por semana), y salidas al campo
    de 5 dias (playa y mar) en zonas de alto contagio; la investigación no se puede detener. Tuve algo de temor al inicio, pero el equipo y yo hemos usado EPPs y seguido las normas de bioseguridad, y todo bien. En resumen para el Perú la mejor vacuna hoy y siempre es la prevención, seguir las normas de bioseguridad, y esperar sin desesperar la vacuna; y como dice el maestro Oogway: » Tu mente es como esta agua, cuando está agitada es difícil ver. Pero si se tranquiliza la respuesta aparece clara». Saludos

    • alejandraruizleon

      Gracias por compartir tu experiencia, si en mi caso la investigación es de escritorio y la verdad que es una suerte poder seguir produciendo de esa forma. Concuerdo que la vacuna se suma a otras acciones que podemos hacer y que tienen gran impacto (reducir salidas, usar mascarillas de forma adecuada y responsable, etc). Suerte en tus investigaciones! ARL

  16. Camila Rayo

    Wow! Que gran crónica! Empatizo totalmente contigo, mi abuelita está en Estados Unidos desde noviembre del año pasado y tiene sólo hasta mayo para poder retornar y no perder su visa. Mi tía y su esposo fueron vacunados (mi tía recibió la de Pfizer y mi tío la de Moderna) porque trabajan para entidades estatales. Cuando a mi tía, a quien vacunaron a fines de diciembre, se enteró que iba a ser vacunada pidió que en vez que la vacunen a ella vacunen a mi abuelita (creo que es la primera reacción que todos tendríamos, que vacunen primero a nuestros padres), le dijeron que no era posible y muchas veces. Sin embargo, lo pensó bien y se dijo: si me vacunan es menos riesgo para mi madre y tal vez una preocupación menos ya que salgo a trabajar a diario. Se vacunó, y siguió teniendo todos los cuidados. Ahora tanto mi tía como mi tío están viendo la manera para que mi abuelita pueda ser vacunada, rogamos que así sea. Un fuerte abrazo Ale ❤️

    • alejandraruizleon

      Hola Camila, claro cuando nos vacunamos también protegemos a los demás por eso es súper importante hacerlo si estamos con más personas. También tu comentario trae otra reflexión que es las personas que viven en Estados Unidos por otras motivos como tu abuelita, en ese caso algunos amigos no sabían si vacunarse o no por miedo a temas de inmigración…terrible cómo la política en este país ha llevado a algunos a poner en segundo plano a su salud.

  17. Cynthia Caballero

    Que gran mensaje Alejandra, es lo que todos tenemos que entender. Solidaridad por los que más lo necesitan.

    • alejandraruizleon

      Y responsabilidad cuando nos toca! ARL

  18. Gonzalo Aldana Sánchez

    Hola Alejandra, muy personal el relato. Es un «bonito» dilema el que planteas, y el sentido común señala que debes ceder la oportunidad para quien mas lo necesite. Me quede pensando si hay forma en que te «obliguen» a que te vacunes, que de alguna forma tu profesor te diga algo cono «no te preocupes por ellos, ya les llegará el turno», y termine diciéndote «necesito que te vacunes porque no sabemos cuando podremos conseguir otro lote». Ojala y no te pongan en esa disyuntiva, pero si al final te vacunas ahora ni te sientas mal……….es tu «suerte».

    • alejandraruizleon

      Hola, la vacuna no es obligatoria. Ahorita en las fases iniciales usualmente tú mismo sacas tu cita (Si es que encuentras), pero si por ahora decides esperar, lo puedes hacer luego, solo que no se sabe cuándo vendrán los nuevos lotes….así que en teoría espero a que llegue el grupo que me corresponde que es el de menos riesgo, mientras a seguir limitando los contactos.

  19. Jakelin

    Algún día espero tener una pizca de tu altruismo! Muchas palmas para Ti Ale

    • alejandraruizleon

      creo que escuchando tantos casos, cercanos o lejanos, nos da una perspectiva diferente…hasta de lo que queríamos!

  20. Manuel y Gloria Horna

    Querida Ale, nos ha gustado mucho tu relato, en especial tus reflexiones y deseos , gracias por compartirlo . Cuídate mucho, abrazos.
    Gloria y Manuel

  21. Rocío Lorena

    Bueno, hay personas que lo necesitan más que uno. A seguir protegiéndose

  22. pilar

    buenísimo tu texto de hoy! te volverás más popular aun… ya eres una líder de opinión y lo serás más! y seguramente tu ya sabes por qué: porque combinas perfectamente la emoción con la razón, lo personal con lo colectivo, lo anecdótico con lo experimental de muchos…
    súper!

  23. Nata

    Ayer leí la noticia de un millonario canadiense y su novia que se hicieron pasar por empleados de un hotel y lograron vacunarse antes que una población indígena de Alaska para la cual iban destinadas las vacunas. Me llené de indignación, yo también sueño con la vacuna desde hace más de 300 días pero tenemos una responsabilidad con las personas que la necesitan antes. Gracias por este post.

  24. Shirley Rodríguez Osorio

    Muy interesante y amigable lectura. Qué bueno tener este espacio para ir haciendo más reflexión sobre algunos factores sociales que existen detrás de las vacunas.
    Gracias Alejandra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 13 =

Volver arriba