Los mochados


En el episodio de hoy: ¿a quién sí se le aplicó el criterio de austeridad?


Nuestro protagonista la semana pasada fue el Congreso y la cantidad de recursos públicos del que dispondrá este 2024 y los fines, hasta ahora no tan claros, en lo que serán gastados. Si aumentó tanto su presupuesto, ¿el de quiénes disminuyó? En este episodio, serán llamados “los mochados”.

El primer mochado es el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Respecto de la propuesta remitida por el Poder Ejecutivo en agosto, el MEF vio su presupuesto disminuir en 2,35 %. En la medida que el presupuesto del MEF ocupa más del 15 % del presupuesto total, una reducción de 2 % podría dejarnos indiferentes —o entusiasmados— si los recursos fueran dedicados a la educación o a la salud. Lamento decepcionarlo, ya que tanto Educación y Salud fueron por lana (en la propuesta del Ejecutivo), y salieron trasquilados (en lo aprobado por el Congreso). Pero a ellos nos dedicaremos más adelante.

Esa reducción en el presupuesto del MEF: ¿se distribuyó de manera homogénea entre rubros del mismo presupuesto? Pues no. Toda la reducción correspondió a la reserva de contingencia, ese monto que se reserva en el presupuesto para hacer frente a emergencias en general, o necesidades políticas en particular, que surgen a lo largo del año. ¿Siempre ha sido así? No. Observemos los últimos 10 años y notaremos que la discrepancia promedio entre lo propuesto y lo aprobado es de 12,6 % en promedio anual, que se explica básicamente por este Congreso. Me explico: hasta la instalación de la presente representación parlamentaria, la cifra más alta de discrepancia entre lo propuesto y lo aprobado fue de 16,6 % en 2018, durante el Congreso de la supermayoría de Fuerza Popular. El Congreso actual ha batido todos los récords: redujo 25,7 % para el periodo 2022;  54,5% para el 2023, y 28,6 % para el 2024. La medida de esta discrepancia puede ser un indicador de la fortaleza del MEF: a menor discrepancia, más poder. Dejo la pelota en la cancha de los politólogos para explorar esta hipótesis.

El otro gran mochado este año fue la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), cuyo presupuesto fue reducido en 86,7 %. Lo que más destaca de esta reducción es que se trata de un cambio de pliego a la recientemente creada Autoridad Nacional de Infraestructura: 103 de los 104 proyectos originalmente incluidos fueron movidos al pliego 029, de la Autoridad Nacional de Infraestructura. Esta comenzará funciones con un presupuesto de poco más de 3.500 millones de soles. Los proyectos contenidos en su partida de nacimiento presupuestal son variados y se pueden agrupar en tres tipos: rehabilitación de centros escolares, rehabilitación de centros de salud, y obras de prevención contra desastres naturales. 

Otro sector mochado fue Salud. El Congreso le redujo 140 millones de soles respecto de la propuesta del Poder Ejecutivo. Destaca en esta reducción el corte al presupuesto del Hospital Lorena, del Cusco; pero también montos relativamente pequeños —de 3 millones de soles cada uno— para 5 proyectos de atención primaria en comunidades nativas de Loreto. Una incógnita por resolver es la razón para este recorte: ¿comunidades nativas poco amigables con el alcalde de turno? Dejo la pregunta y veremos quién realiza la investigación.

Finalmente, veamos al sector Educación. El Congreso redujo el presupuesto de este pliego en algo menos de 125 millones de soles y ello ha recortado el presupuesto para la Evaluación Censal de Estudiantes a favor de una evaluación muestral. La diferencia podría parecer sutil, pero no lo es. Un censo registra información de todos y cada uno de los estudiantes, mientras que una muestra, como su nombre indica, toma registros de un subconjunto y extrapola los resultados con un margen de error estadístico. ¿Por qué los legisladores recortaron el presupuesto de la evaluación censal? 

Porque siempre que hay “mochados”, hay beneficiados, y a ellos estará dedicará la última entrega de este jugo surtido sobre la pugna entre el Legislativo y el Ejecutivo en el presupuesto que nos rige este año. 


¡Suscríbete a Jugo y espía EN VIVO cómo se tramó este artículo! Nuestros suscriptores pueden entrar por Zoom a nuestras nutritivas —y divertidas— reuniones editoriales. Suscríbete haciendo clic en el botón de abajo.


1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba