Ahorro 2.0


Sobre la digitalización que trajo la pandemia


Esta semana está llena de eventos que destacan la importancia del ahorro, la intermediación y la inclusión financiera para el desarrollo. La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP es el punto focal del tema en nuestro país, por lo que viene organizando diversas actividades para llamar la atención sobre dichos temas. 

A veces pensamos que uno puede ahorrar solo cuando tiene excedentes. Y sí, es razonable. Sin embargo, basta que se postergue un consumo, por ejemplo, el dinero que necesitamos para comprar los útiles escolares de nuestros hijos —asunto que suele ocurrir en febrero o marzo de cada año— para que se constituya un ahorro. De ahí la importancia de promoverlo: guardar algunos recursos para los tiempos de vacas flacas.

Por otro lado, la pandemia ha traído cambios significativos en torno al gobierno digital y los pagos digitales. La limitación de la interacción personal como resultado del carácter virulento de la enfermedad hizo de lo digital la línea de flotación para continuar lo más posible con nuestras vidas. 

En el IEP recogimos datos para ver los cambios que se produjeron durante la crisis sanitaria en cuanto a las relaciones con el gobierno y los pagos digitales. Las dos rondas de recolección de información fueron realizadas en agosto de 2020 y abril de 2022.

Sobre las plataformas y servicios de gobierno electrónico, se destaca el esfuerzo del Estado de seguir construyendo la plataforma GOB.PE, que centraliza las páginas web de las entidades públicas. Mucha gente usuaria de las antiguas páginas de las entidades —las que reforzaban la visión de compartimientos estancos dentro del aparato estatal— es muy crítica respecto a la nueva plataforma única. Y sí, llegar a lo que buscas puede tomar una innumerable cantidad de clics, y desanima por poco amigable. Ahí el Estado tiene un gran espacio de mejora.

El otro esfuerzo a resaltar es la cuenta DNI administrada por el Banco de la Nación. Esta se pensó originalmente para bancarizar a todos los peruanos, ya que el único requisito era contar con el documento de identidad y tener registrada una dirección de correo electrónico. 

Junto con estas iniciativas, el Estado aceleró la digitalización de trámites ante el Reniec para sacar licencias de conducir; y la plataforma Págalo.pe para realizar pagos por trámites administrativos, además de otras plataformas.

Los datos recogidos en abril de 2022 mostraron que el 70% de los encuestados —personas con un teléfono móvil en zonas urbanas— había escuchado hablar de estas plataformas. Sin embargo, la proporción de estos compatriotas en zonas urbanas que las utilizó llegó a poco más de un tercio. El gráfico siguiente muestra proporciones muy reducidas.

A pesar de estas bajísimas proporciones en medio de una pandemia, la noticia alentadora es que la gran mayoría de personas que utilizaron estas plataformas estaba satisfecha con su uso, como se puede apreciar en el gráfico siguiente:

Junto con esta información, también preguntamos por la dinámica del uso de medios de pago digitales. El porcentaje de personas que mencionó nunca haber utilizado aplicativos financieros disminuyó drásticamente en 2022 respecto al 2020. Entre las aplicaciones cuyo uso aumentó de manera más significativa se encuentran Yape y Plin, particularmente en el nivel socioeconómico C. Este aumento se acompaña de cifras que muestran una importante reducción de la proporción de individuos en cualquier estrato socioeconómico que nunca ha utilizado alguna plataforma de pagos digitales. Como sabemos, la interoperabilidad entre plataformas de pago será efectiva en unas cuantas semanas y esperamos que estas proporciones sigan subiendo.

Entonces, sí, la pandemia ha contribuido a acelerar la digitalización.


Pensar, escribir, editar, diseñar, coordinar, publicar y promover este y todos nuestros artículos (y sus pódcast) cuesta y nosotros los entregamos sin cobrar. Haz click en el botón de abajo para contribuir y, de paso, espía como suscriptor nuestras reuniones editoriales.


Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + catorce =

Volver arriba